Errar es Humano pero...

¡Echarle la culpa a otro es más humano todavía!

¡Uy! ¿Viste el ruidito que hacía Juan con la lapicera? ¡¡como molestaba!! ¡Estaba insoportable! ¿No les pasó nunca algo así? ¿Se pusieron a pensar que a veces uno acusa y señala demasiado rápido? Hoy queríamos contarles sobre el fundamento de la Gnosis.

En situaciones así, como en cualquier situación que nos irrita, nos entristece, nos genera envidia o lo que sea! en realidad nosotros no estamos viendo más que un “reflejo de nosotros mismos”.
Qué queremos decir con esto, ¿que si el otro nos parece molesto nosotros somos molestos? mmm... bueno si lo quieren poner en esos términos… ¡Sí! Aunque no seamos tan literales, vamos a ver de qué se trata.

Esto en términos Gnósticos se llama “acusarse a sí mismo” y es parte de la Psicología Revolucionaria que cada uno debe aplicar en su vida si quiere mejorar o simplemente cambiar. Nos enseñan que hay en cada uno de nosotros algo que nos amarga la vida y contra lo cual necesitamos luchar firmemente…

Pongámoslo así. A veces cuando uno comenta algo que nos molesta pero al otro no le preocupa (el ruidito de la lapicera que parecía algo trágico) y ahí nos damos cuenta que no es algo OBJETIVO, sino más bien SUBJETIVO y que pertenece a nuestra forma de INTERPRETAR. Ahora si pudiéramos cambiar esa forma de interpretar que nos angustia… ¿no les parece que cambiaría la situación? Esto se debe a que nosotros vemos el mundo a través de nuestros propios “lentes” que representan nuestra interpretación. Si pudiéramos cambiarlos o simplemente quitarlos, entonces veríamos el mundo con más “claridad”, y es a esto a lo que se le llama CONCIENCIA. En tanto sigamos creyendo que la culpa es del otro por hacernos enojar siempre vamos a depender de lo que pase afuera para sentirnos bien o mal. ¡Se los dejamos picando!

Combatir el estrés

¡Hora de cambiar la rutina!

Si estás cansado de estar cansado, no tenés ganas de ir a trabajar, estudiar, encarar el día... Aquí les entregamos una práctica muy sencilla que los puede ayudar.

Errar es Humano pero...

¡Echarle la culpa a otro es más humano todavía!

¡Uy! ¿Viste el ruidito que hacía Juan con la lapicera? ¡¡como molestaba!! ¡Estaba insoportable! ¿No les pasó nunca algo así? ¿Se pusieron a pensar que a veces uno acusa y señala demasiado rápido? Hoy queríamos contarles sobre el fundamento de la Gnosis.

En situaciones así, como en cualquier situación que nos irrita, nos entristece, nos genera envidia o lo que sea! en realidad nosotros no estamos viendo más que un “reflejo de nosotros mismos”.
Qué queremos decir con esto, ¿que si el otro nos parece molesto nosotros somos molestos? mmm... bueno si lo quieren poner en esos términos… ¡Sí! Aunque no seamos tan literales, vamos a ver de qué se trata.

Esto en términos Gnósticos se llama “acusarse a sí mismo” y es parte de la Psicología Revolucionaria que cada uno debe aplicar en su vida si quiere mejorar o simplemente cambiar. Nos enseñan que hay en cada uno de nosotros algo que nos amarga la vida y contra lo cual necesitamos luchar firmemente…

Pongámoslo así. A veces cuando uno comenta algo que nos molesta pero al otro no le preocupa (el ruidito de la lapicera que parecía algo trágico) y ahí nos damos cuenta que no es algo OBJETIVO, sino más bien SUBJETIVO y que pertenece a nuestra forma de INTERPRETAR. Ahora si pudiéramos cambiar esa forma de interpretar que nos angustia… ¿no les parece que cambiaría la situación? Esto se debe a que nosotros vemos el mundo a través de nuestros propios “lentes” que representan nuestra interpretación. Si pudiéramos cambiarlos o simplemente quitarlos, entonces veríamos el mundo con más “claridad”, y es a esto a lo que se le llama CONCIENCIA. En tanto sigamos creyendo que la culpa es del otro por hacernos enojar siempre vamos a depender de lo que pase afuera para sentirnos bien o mal. ¡Se los dejamos picando!

Hoy les propongo hacer el siguiente análisis, antes de intentar ponerlo en práctica, claro. ¿Alguna vez te sentiste extrañamente bien y te preguntaste por qué? Veamos qué es eso que llamamos INSPIRACIÓN.

Seguro que cuando nos referimos a esta palabra pensamos en los poetas, los pintores y los grandes músicos. ¿Pero es algo exclusivo de los Genios? ¿Para nosotros, qué es la inspiración? ¡Ojalá que no haya quedado como un simple concepto de diccionario! Porque tenemos que aprender a inspirarnos de forma PRÁCTICA.

¡Pero no vamos a pasar a la parte divertida sin antes aburrirlos un poco con una explicación! IN-SPIRA se refiere a ingresar aire a nuestro organismo, es decir respirar, pero no olvidemos que en latín la palabra SPIRA y SPIRITU tienen la misma raíz etimológica. O SEA… que la inspiración es un estado en el que estamos conectados con nuestro ESPÍRITU.

Si quisiéramos profundizar más en el tema tal vez deberíamos llevarlo al sentir y en ese caso algo que no podemos discutir es que la inspiración nos genera una sensación agradable, de belleza, plenitud, de deleite. Pero después de todo ¿quién puede decirnos que hay una sola manera de vivir la inspiración?

Alguien inspirado es alguien que tiene ideas atípicas, que puede crear o lograr cosas que otro no podría o que esa misma persona en otro estado tampoco podría. Esta es la maravilla de activar eso que en la Gnosis se le llama EL CENTRO EMOCIONAL SUPERIOR, dando por entendido que hay uno inferior que es el que usamos normalmente para enojarnos, ponernos alegres, tristes y así sucesivamente. El centro emocional superior y la MENTE SUPERIOR son dos centros que sólo expresan nuestra esencia, eso que es lo PURO y SINCERO en nosotros. Tal vez te pasó alguna vez de estar en un estado de mucha lucidez mental y que a la vez había un sentir muy agradable y especial Ya les vamos a dar una idea de como llegar a la inspiración...