Errar es Humano pero...

¡Echarle la culpa a otro es más humano todavía!

¡Uy! ¿Viste el ruidito que hacía Juan con la lapicera? ¡¡como molestaba!! ¡Estaba insoportable! ¿No les pasó nunca algo así? ¿Se pusieron a pensar que a veces uno acusa y señala demasiado rápido? Hoy queríamos contarles sobre el fundamento de la Gnosis.

En situaciones así, como en cualquier situación que nos irrita, nos entristece, nos genera envidia o lo que sea! en realidad nosotros no estamos viendo más que un “reflejo de nosotros mismos”.
Qué queremos decir con esto, ¿que si el otro nos parece molesto nosotros somos molestos? mmm... bueno si lo quieren poner en esos términos… ¡Sí! Aunque no seamos tan literales, vamos a ver de qué se trata.

Esto en términos Gnósticos se llama “acusarse a sí mismo” y es parte de la Psicología Revolucionaria que cada uno debe aplicar en su vida si quiere mejorar o simplemente cambiar. Nos enseñan que hay en cada uno de nosotros algo que nos amarga la vida y contra lo cual necesitamos luchar firmemente…

Pongámoslo así. A veces cuando uno comenta algo que nos molesta pero al otro no le preocupa (el ruidito de la lapicera que parecía algo trágico) y ahí nos damos cuenta que no es algo OBJETIVO, sino más bien SUBJETIVO y que pertenece a nuestra forma de INTERPRETAR. Ahora si pudiéramos cambiar esa forma de interpretar que nos angustia… ¿no les parece que cambiaría la situación? Esto se debe a que nosotros vemos el mundo a través de nuestros propios “lentes” que representan nuestra interpretación. Si pudiéramos cambiarlos o simplemente quitarlos, entonces veríamos el mundo con más “claridad”, y es a esto a lo que se le llama CONCIENCIA. En tanto sigamos creyendo que la culpa es del otro por hacernos enojar siempre vamos a depender de lo que pase afuera para sentirnos bien o mal. ¡Se los dejamos picando!

Errar es Humano pero...

¡Echarle la culpa a otro es más humano todavía!

¡Uy! ¿Viste el ruidito que hacía Juan con la lapicera? ¡¡como molestaba!! ¡Estaba insoportable! ¿No les pasó nunca algo así? ¿Se pusieron a pensar que a veces uno acusa y señala demasiado rápido? Hoy queríamos contarles sobre el fundamento de la Gnosis.

En situaciones así, como en cualquier situación que nos irrita, nos entristece, nos genera envidia o lo que sea! en realidad nosotros no estamos viendo más que un “reflejo de nosotros mismos”.
Qué queremos decir con esto, ¿que si el otro nos parece molesto nosotros somos molestos? mmm... bueno si lo quieren poner en esos términos… ¡Sí! Aunque no seamos tan literales, vamos a ver de qué se trata.

Esto en términos Gnósticos se llama “acusarse a sí mismo” y es parte de la Psicología Revolucionaria que cada uno debe aplicar en su vida si quiere mejorar o simplemente cambiar. Nos enseñan que hay en cada uno de nosotros algo que nos amarga la vida y contra lo cual necesitamos luchar firmemente…

Pongámoslo así. A veces cuando uno comenta algo que nos molesta pero al otro no le preocupa (el ruidito de la lapicera que parecía algo trágico) y ahí nos damos cuenta que no es algo OBJETIVO, sino más bien SUBJETIVO y que pertenece a nuestra forma de INTERPRETAR. Ahora si pudiéramos cambiar esa forma de interpretar que nos angustia… ¿no les parece que cambiaría la situación? Esto se debe a que nosotros vemos el mundo a través de nuestros propios “lentes” que representan nuestra interpretación. Si pudiéramos cambiarlos o simplemente quitarlos, entonces veríamos el mundo con más “claridad”, y es a esto a lo que se le llama CONCIENCIA. En tanto sigamos creyendo que la culpa es del otro por hacernos enojar siempre vamos a depender de lo que pase afuera para sentirnos bien o mal. ¡Se los dejamos picando!

Clave Para Saber si es Importante!

Parece que esto de los chismes no es cosa nueva! Sócrates se estima que vivió entre los años 470-399 a. C. y ya le venían con estos problemas!

En la Gnosis se nos enseña que La VERDAD nada tiene que ver con las opiniones ni con las así llamadas verdades convencionales, porque éstas son únicamente creencias de la mente, por lo que sería importante definir al menos si algo es IMPORTANTE!

Les dejamos un cuento de Sabiduría Griega:

Un discípulo llegó muy agitado a la casa de Sócrates y empezó a hablar de esta manera:

– “¡Maestro! Quiero contarte cómo un amigo tuyo estuvo hablando de ti con malevolencia…” Sócrates lo interrumpió diciendo:
-“¡Espera! ¿Ya hiciste pasar a través de los Tres Filtros lo que me vas a decir?
-“¿Los Tres Filtros…?”
-“Sí” – replicó Sócrates. -“El primer filtro es la VERDAD. ¿Ya examinaste cuidadosamente si lo que me quieres decir es verdadero en todos sus puntos?”
-“No… lo oí decir a unos vecinos…”
-“Pero al menos lo habrás hecho pasar por el segundo Filtro, que es la BONDAD: ¿Lo que me quieres decir es por lo menos bueno?”
-“No, en realidad no… al contrario…”
-“¡Ah!” – interrumpió Sócrates.- “Entonces vamos a la último Filtro. ¿Es NECESARIO que me cuentes eso?”
– “Para ser sincero, no…. Necesario no es.”
– “Entonces -sonrió el sabio- Si no es verdadero, ni bueno, ni necesario… sepultémoslo en el olvido…”

Esperamos que los haga reflexionar! Saludos!

Foto: https://pixabay.com/