Consejo para Recordar los Sueños

¿No te acordás lo que soñaste? no te preocupes, con práctica es posible volverse un atleta de los Sueños!”

“Recordar y estudiar nuestros sueños nos ayuda a autoconocernos más (ver más en “qué es conocerse a sí mismo?”) Nos permite ser conscientes de donde estamos en nuestro Mundo interior invisible desde el cual surgen diversas circunstancias de la Vida.

Aprovechar esta oportunidad diaria de conocer lo oculto en nosotros mismos es posible… Es necesario aprender a crear condiciones favorables para el recuerdo ,comenzar a desarrollar el “Yoga del sueño”. Veamos de qué se trata.

Antes de acostarse:

  • Una caminata corta al aire libre (en caso de que hayamos estado muy quietos durante el dia).

  • Una cena ligera, para evitar que la indigestión nos interrumpa el sueño ¡o nos genere pesadillas!
  • ¡¡Ordená el cuarto!! La decoración y ambiente agradable en donde vamos a descansar es vital para que nuestra mente esté serena.
  • Detalles como perfume (sahumerio o perfume en hornillo por ejemplo), ropa de cama limpia, que el sitio esté ventilado (pero tampoco inundado con el frío de la noche) y música de los grandes Maestros: Bach, Beethoven, mozart, Verdi,etc a un volumen tranquilo.
  • Dejar a nuestro alcance un cuaderno con una lapicera

Al momento de acostarse:

  • Relajarse completamente: Es importante en esta instancia estar libre de las preocupaciones y ansiedades , sentirnos a nosotros mismos en ese momento, darnos cuentas de nuestro propio estado: esto lo podemos lograr por ejemplo haciendo unas respiraciones profundas o también sintiendo la música.

  • Estar atentos al momento en que nos quedamos dormidos, ese momento de transición entre la vigilia y el sueño nos puede ayudar más adelante a desarrollar el Sueño Lúcido! .

Al despertar:

  • Es importante no moverse demasiado y hacer un ejercicio de retrospección. ¿De que se trata? de empezar a recordar a partir de la última imagen que tenemos en la mente del o los sueños que hayamos tenido. Vamos hilando nuestros sueños desde el último al primero.

  • Anotar: por eso es importante que tengas tu cuadernos a mano, inmediatamente que termines la retrospección, escribirlo. Aunque solo haya vagos recuerdos o fragmentos es muy importantes registrarlos.

La continuidad de esta práctica nos permite estudiar nuestros sueños y entender por qué se originan, y poder entendernos mejor a nosotros mismos! Al fin y al cabo no buscamos el Autoconocimiento? Saludos a todos ¡y esperamos que les haya servido!